09 September 2015

 

Desde hace mucho tiempo, la industria de lentes de contacto y la comunidad científica optométrica, han prestado interés a la interacción entre la película lagrimal y los materiales para lentes de contacto. Está ampliamente aceptado que la mayoría de los materiales de hidrogel de silicona, son propensos a la deposición de lípidos, mientras que los hidrogeles tienen más facilidad para atraer las proteínas de la película lagrimal. Los estudios in-vitro, han demostrado que la lisozima es la principal proteína que se deposita en los hidrogeles, representando aproximadamente un 40% del total de proteínas de la lágrima.1,2 La lisozima es una proteína lagrimal beneficiosa y está involucrada en el mecanismo de defensa natural del ojo.

La lisozima es una enzima cargada positivamente, producida por las glándulas lagrimales y que se encuentra en la película lagrimal en su estado activo o “nativo”. La introducción de una lente de contacto en el medio ocular y la consiguiente deposición de lisozima, puede conducir a cambios estructurales en la proteína, llevando a una pérdida de la actividad enzimática. Este estado se denomina inactivo o “desnaturalizado”. La cantidad y calidad de la proteína depositada sobre las lentes de contacto, está influenciada por una serie de factores, tales como: contenido de agua, carga del material (iónica o no iónica) y tamaño del poro, composición química y densidad de la matriz de la lente. También influyen en ambas, las modificaciones de la superficie y el sistema de mantenimiento utilizado.3,4

El Etafilcon A, es un material aniónico (cargado negativamente) de alto contenido de agua (grupo IV). Se sabe que atrae rápidamente y de forma selectiva altos niveles de lisozima de la película lágrima.5 La naturaleza química especial del etafilcon A, permite a la lisozima fluir libremente y de forma reversible a través de la matriz de la lente, permaneciendo más del 90% en su estado nativo. En los materiales no iónicos de bajo contenido de agua, la lisozima está presente sobre todo en la superficie de la lente. Con el tiempo, la proteína ligada se desnaturaliza y no puede realizar su función original. Esto puede desencadenar una respuesta inmunológica que dé como resultado una reacción alérgica, como la conjuntivitis papilar inducida por el uso de lentes de contacto.6

Recientes estudios in-vitro*, realizados con las últimas y más avanzadas técnicas, demostraron que la lisozima desnaturalizada, altera la actividad metabólica de las células epiteliales de la córnea humana (CECH) y desencadena la liberación de biomarcadores inflamatorios en el medio circundante. Es una respuesta dosis-dependiente. A mayor cantidad de lisozima desnaturalizada expuesta en las células, mayor liberación de biomarcadores desde las CECH. La relación entre la inflamación causada por la liberación de biomarcadores y la irritación, está sobradamente demostrada. La investigación demuestra además, la capacidad única del etafilcon A para mantener bajos los niveles de biomarcadores inflamatorios liberados por el epitelio corneal.

El etafilcon A es un material probado, utilizado en la familia de lentes desechables diarias 1-Day ACUVUE® MOIST.

 

Referencias

  1. Leahy C et a. Initial in vivo tear protein deposition on individual hydrogel contact lenses. Optom Vis Sci, 1990; 67(7): 504-11
  2. Zhao Z et al. Proteomic analysis of protein deposits on worn daily wear silicone hydrogel contact lenses. Mol Vis, 2008; 14: 2016-24
  3. Suwala M et al. Quantity and conformation of lysozyme deposited on conventional and silicone hydrogel contact lens materials using an in vitro model. Eye Contact Lens 2007; 33(3): 138-43
  4. Senchyna M et al. Quantitative and conformational characterization of lysozyme deposited on balafilcon and etafilcon contact lens materials. Curr Eye Res 2004; 28: 25-36
  5. Jones L et al. Determining qualitative and quantitative uptake of lysozyme by various contact lens materials. Poster Presentation at BCLA conference 2015
  6. Morgan P. Tear film proteins: Examining production, role and interaction with contact lenses. Contact Lens Spectrum, April 2010
  7. Moody K et al. Innovating for multifocal fitting success. Optician (2015) 249; 6509: 12-17